Sign In
Cook Children's
Patient Portal
COVID-19 Resources and Education

COVID-19 Resources and Education

Last updated: 9/23/2020

As the number of U.S. cities affected by coronavirus continues to grow, Cook Children's understands that your concerns are growing as well. With all of the news stories and social media that surround us every day, knowing what information is reliable can be confusing.

Here you’ll find information you can trust and resources to help you and your children thrive during these challenging times. Be sure to check back often, as we’re continually updating this site to make sure you have the most current information at your fingertips.



Recent articles and information

Información sobre el COVID-19 (Coronavirus)

Actualizado: 4 de abril de 2020

A medida que el número de ciudades de EEUU afectadas por el coronavirus sigue creciendo, Cook Children's entiende que sus preocupaciones también están creciendo. Con todas las noticias y redes sociales que nos rodean todos los días, saber cuál información es confiable puede ser confuso. Hemos actualizado nuestra página para ayudar a proporcionar la información más reciente sobre COVID-19.

Empecemos con buenas noticias. Basándose en los casos confirmados de COVID-19 de todo el mundo, los niños han estado relativamente protegidos de enfermedades graves. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los niños tienen menos probabilidades de ser contagiados con el coronavirus novel (COVID-19) que los adultos. Y la buena noticia es que si se contagian suele ser un caso leve. La mayoría de los niños que se contagiaron con COVID-19 tenían síntomas leves, como fiebre, secreción nasal y tos.

Niños con afecciones subyacentes

Es importante tener en cuenta que los niños con afecciones subyacentes, como asma, diabetes, condiciones autoinmunes y otras enfermedades o afecciones que los hacen inmunocomprometidos pueden estar en riesgo de desarrollar síntomas y complicaciones.

Según los CDC, "Estos informes limitados sugieren que los niños con COVID-19 confirmado han presentado generalmente síntomas leves, y aunque se han reportado complicaciones graves (síndrome de dificultad respiratoria aguda, shock séptico), parecen poco comunes.

Entonces, ¿qué pueden hacer los padres?

Dado que los niños son más propensos a tener síntomas más leves, lo mejor que las familias pueden hacer es practicar el distanciamiento social responsable para su beneficio, pero también para el beneficio de otros en nuestra comunidad que son más susceptibles a enfermedades graves. Esto incluye especialmente a adultos mayores de 65 años y cualquier adulto con enfermedades crónicas.

COVID-19 es un coronavirus respiratorio nuevo que suele presentar síntomas de fiebre, tos y dificultad para respirar. La rápida propagación por toda China (y ahora fuera de China) así como el porcentaje significativo de casos que dan lugar a enfermedades graves es lo que hace que COVID-19 sea una preocupación particular.

En la actualidad, no hay ningún medicamento ni ninguna vacuna para el coronavirus. La mayoría de las personas que enferman, niños incluidos, mejoran con reposo y líquidos. Las personas que se ponen muy enfermas deben recibir cuidados médicos en un hospital mediante ayuda respiratoria, administración de líquidos por vía intravenosa (VI) y otros tipos de tratamientos. Los antibióticos no sirven para tratar las infecciones víricas (de un virus), o sea que no sirven para tratar las infecciones por coronavirus. Los medicamentos que se usan para tratar la gripe tampoco sirven para tratar las infecciones por coronavirus porque se trata de virus diferentes.

Los médicos y los científicos están trabajando para crear un tratamiento y una vacuna para el coronavirus, pero es algo que llevará tiempo.

El sitio web de Salud Pública del Condado de Tarrant (Tarrant County Public Health) tiene lo último en COVID-19 (Coronavirus). Este sitio web rastrea el total de casos confirmados en todo el mundo, incluyendo las muertes.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Texas (DSHS, por sus siglas en inglés) también tiene una página web sobre el COVID-19 con información para el público, viajeros, profesionales de la salud, socios de salud pública y otros.

Actualmente, no existe una vacuna para prevenir el COVID-19. Así que por ahora, la mejor manera de prevenir la infección es tomar las siguientes precauciones:

  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño; antes de comer; y después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol con un mínimo de 60 por ciento de alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Evite estar en contacto cercano con personas enfermas.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
  • Cúbrase al toser o estornudar con un pañuelo de papel, y luego, tire el pañuelo de papel a la basura.
  • Limpiar y desinfectar objetos y superficies frecuentemente tocados:

Pero es importante añadir: "Sin embargo, tienen poco o ningún impacto en el virus si los pone en la piel o debajo de la nariz. Incluso puede ser peligroso poner estos productos químicos en la piel."

Puede revisar: WHO's myth busters section for some great advice (sección de romper creencias y obtener buenos consejos)

¿Debería usar una o no? El CDC no recomienda el uso rutinario de respiradores (o máscaras) fuera de los lugares de trabajo (en la comunidad). En la mayoría de los casos, la propagación de los virus respiratorios de persona a persona ocurre entre los contactos cercanos (dentro de 6 pies). El CDC recomienda acciones preventivas diarias para prevenir la propagación de virus respiratorios, como evitar a las personas enfermas, evitar tocarse los ojos o la nariz y cubrirse la boca al toser y al estornudar con un pañuelo de papel. Las personas enfermas deben quedarse en casa y no ir a lugares públicos concurridos ni visitar a personas en hospitales. Los trabajadores enfermos deben seguir las pautas del CDC y quedarse en casa cuando están enfermos".

La preparación es un buen consejo en general para cualquier enfermedad infecciosa nueva y emergente, y no sólo para enfrentar al nuevo coronavirus. La preparación y el pensamiento en torno al estado del coronavirus podrían dividirse en tres categorías:

Preparación inmediata

En base a la situación actual, las siguientes sugerencias se pueden aplicar universalmente a un costo relativamente bajo. Estas podrían prevenir problemas en el futuro si se produce un brote.

  1. Reúna los suministros médicos y prescripciones médicas que podría necesitar con anticipación. Los niños con enfermedades crónicas deben tener suficientes suministros para durar unas semanas en caso de que la propagación local se desarrolle rápidamente, y los médicos o farmacias están abrumados. Los padres de niños con enfermedades respiratorias crónicas como el asma deben considerar especialmente esta opción.
  2. Tener algunos alimentos que no se dañen (perecederos) a mano para minimizar las salidas al exterior es algo relativamente fácil de hacer. Al mismo tiempo se debe esperar y ver que se desarrolla.
  3. Recalcar a sus hijos los pasos de higiene a seguir al lavarse las manos, toser, estornudar y seguir desarrollando buenos hábitos para quedarse en casa mientras están enfermos.

¿Qué hacer en caso de una propagación comunitaria del nuevo coronavirus?

Si una de las poblaciones locales de infecciones COVID-19 incluye su área, con algunas otras cosas podrá ayudar o se le pedirá:

  1. Las escuelas, iglesias, empleadores y otros lugares donde las personas se reúnen en gran número deben tener preparación para permitir que las personas que pueden tener la capacidad de trabajar desde casa. Si el virus se está propagando por toda la comunidad, minimizar el contacto entre los miembros de la comunidad puede ser una estrategia empleada.
  2. Comuníquese con sus proveedores de atención médica si cree que usted o su hijo podrían tener COVID-19 para que puedan guiarlo al lugar correcto y prepararse para su visita. En caso de propagación local, una visita no esencial a los centros de atención de la salud puede posponerse, por lo que debe de llamar por anticipado.
  3. Utilice el sentido común al evaluar reclamaciones de productos en el mercado para el tratamiento o la prevención de enfermedades. Desafortunadamente, muchos usarán esta situación vulnerable para aprovecharse de los miembros asustados de la comunidad.
  4. Los departamentos locales de salud pública (Tarrant County para nosotros) serán la fuente definitiva con la mejor información sobre la propagación del virus y recomendaciones con respecto al nuevo coronavirus.

¿Qué hacer en caso de un brote generalizado del nuevo coronavirus?

Si el número de casos se expande rápidamente o ampliamente, se tomarán más precauciones. Recuerde, este se considera un escenario poco probable para los Estados Unidos.

  1. Minimizar el contacto con otras personas siempre que sea posible para ayudar a evitar la propagación del virus.
  2. Siga las instrucciones del CDC para conocer las precauciones y el tratamiento de la infección. En el caso de un brote generalizado, ellos trabajarían con los departamentos de salud y los centros de salud locales para combatir el brote del coronavirus.

Lo más importante que debe recordar es no entrar en pánico y llevar a su hijo al médico, a un centro de atención de urgencia o a un departamento de emergencias. Sabemos que con todas las noticias constantes, los padres están muy preocupados y nerviosos por la salud de sus hijos. Si le preocupa que su hijo esté enfermo y pueda necesitar atención médica, la primera acción a tomar es llamar al médico de atención primaria de su hijo. Si le preocupa que su hijo necesite hacerse la prueba de COVID-19, comuníquese con el departamento de salud pública de su condado. Ellos serán capaces de hacerle saber qué pasos, si los hay, necesita tomar.

En base a los casos confirmados de COVID-19 de todo el mundo, los niños han estado relativamente protegidos de enfermedades graves. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los niños tienen menos probabilidades de contagiarse con COVID-19 que los adultos. Y más noticias positivas es que, si se contagian, por lo general es un caso leve.

Obtenga más información sobre qué hacer si le preocupa que su hijo pueda tener COVID-19 en nuestro último artículo de Checkup Newsroom.

Hable con sus hijos sobre COVID-19

Para obtener más información sobre cómo hablar con sus hijos sobre COVID-19, o sobre ideas para lidiar con el cierre de escuelas, visite healthychildren.org.

Recursos:

Nota: Gracias al Tarrant County Public Health, Justin Smith, M.D., Alice Phillips, M.D., Mary Whitworth, M.D., and Corwin Warmink, M.D., por elaborar este artículo.