Sign In
Cook Children's
Patient Portal

Coping With Coronavirus and Autism

Helping your autistic child cope with changes in routine

The coronavirus (COVID-19) outbreak is keeping parents and kids home — and away from others — to help stop the spread of the virus. Adjusting to a new routine is stressful for everyone, but especially for children with autism who have trouble with change.

Find ways to help your child understand what's going on and what to expect from day-to-day. This will help your child adjust and even thrive during this time.

What should I tell my child about coronavirus?

Kids with autism may not know what is going on, or might not be able to express their fears and frustrations.

So it's important to talk to your child about coronavirus in a way that's simple to understand. Be clear, direct, and honest. For example, "Coronavirus is a germ. It can make people very sick. We have to stay away from others to stay healthy."

Then, explain that children will stay home from school and do schoolwork at home, parents may work from home, and any activities or family trips will be put on hold.

Go over important rules, and help your child to:

  • Wash hands well and often (for at least 20 seconds)
  • Try not to touch their nose, mouth, and eyes
  • Practice social distancing, keeping at least 6 feet away from other people
  • Wear a cloth face covering or face mask in public places

Give your child space and time for questions, but don't offer more detail than your child asks for. For example, if your child asks about people who are sick, answer the question. But don't bring up the topic if it doesn't come up.

How can I help my child understand?

Kids with autism may need extra support to understand what's going on around them, and what's expected of them in some situations.

Social stories are stories that teach kids what happens in some situations, and explain what kids should do in those situations. Many social stories have pictures to go along with them. Use social stories, pictures, or other visuals to help your child know the steps for:

  • Washing hands and other ways to stay healthy and safe
  • Social distancing
  • Distance learning
  • New routines at home

You know how your child learns best, so use learning methods that have worked in the past.

How can I help my child adjust?

Routines are comforting for kids with autism, so do your best to keep as many of them as you can. Stick to regular bed and wake-up times, meal and snack times, screen time, chores, and other household routines. But build in new routines to include school work, breaks, and exercise.

When possible, help your child take control by giving a couple of choices. For example, you could let your child choose what to eat for lunch. When doing school work, you can ask what your child would like to do next.

Visual schedules and to-do lists can help kids know what to expect, while timers and 2-minute warnings can help with transitions.

Having a set routine and clear expectations will help lower the anxiety that can happen when things change.

How can I help my child stay calm?

Kids with autism who feel frustrated, worried, or scared may have more repetitive behaviors (like hand flapping or rocking), tantrums, and other challenging behaviors.

Find ways for your child to express feelings. To help kids work through strong emotions, try:

  • Talking together
  • Doing crafts
  • Writing
  • Playing or acting out fears
  • For kids who are nonverbal, using augmented (or alternative) communication devices

Also try calming activities, such as deep breathing, music, or watching a favorite video throughout the day. Exercise also can help ease anxious feelings.

Limit the time kids spend on social media or watching scary or upsetting news reports. When kids do hear or read something upsetting, talk about it to help ease fears.

While caring for your child, be sure that you take breaks and recharge too.

What Else Should I Know?

Your child's health care provider, teacher, or behavior or learning specialist can offer more tips to help your child during this time.

Talk to your provider if you notice changes in sleeping or eating habits, or if your child seems more worried or upset than usual. These may be signs of anxiety or depression.

For non-urgent health care or behavioral health visits, a provider might be able to see you through a telehealth visit so you won't have to leave home.

For more on how to help your child, visit the Autism Speaks website.


Reviewed by: Jennifer Shroff Pendley, PhD
Date reviewed: April 2020

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor. © 1995-2020 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by Cook Children's, The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Veer, Shutterstock, and Clipart.com.

Kids Health Educational Partner

El brote de coronavirus (COVID-19) está haciendo que padres e hijos se queden en casa y que se separen de los demás, para ayudar a detener la propagación del virus. Adaptarse a una nueva rutina es estresante para todo el mundo, pero todavía lo es en mayor medida para los niños con autismo, que tienen más problemas con los cambios.

Encuentre maneras de ayudar a su hijo a entender qué está ocurriendo y qué esperar del día a día. Esto ayudará a su hijo a adaptarse a la nueva situación e, incluso, a dar lo mejor de sí mismo durante esta difícil etapa.

¿Qué le debo explicar a mi hijo sobre el coronavirus?

Los niños con autismo pueden no saber qué es lo que está ocurriendo, o pueden no ser capaces de expresar sus miedos y frustraciones.

Por eso, es importante que hable con su hijo sobre el coronavirus de una forma sencilla y que le resulte fácil de entender. Sea claro, directo y sincero. Por ejemplo, dígale que: "el coronavirus es un germen. Que puede hacer que la gente se enferme. Por lo que nos tenemos que mantener alejados de los demás para estar sanos".

Luego, explíquele que los niños no irán a la escuela y harán en casa las tareas escolares, que los padres trabajarán desde casa y que todas las actividades o viajes en familia se suspenderán.

Revisen las normas importantes y ayude a su hijo a:

  • Lavarse las manos muy bien y con frecuencia (durante un mínimo de 20 segundos).
  • Trate de que no se toque la nariz, la boca y los ojos.
  • Practique el distanciamiento social, apartándose un mínimo de 6 pies (2 metros) con respecto a los demás.
  • Lleve puesta una cubierta de tela para la cara (tapabocas) en los lugares públicos.

Dele a su hijo tiempo y espacio para que le haga preguntas, pero no le dé más detalles de los que él le esté preguntando. Por ejemplo, si su hijo le pregunta sobre gente que está enferma, conteste a sus preguntas. Pero no toque usted el tema sin necesidad.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a entenderlo?

Los niños con autismo pueden necesitar un apoyo adicional para entender qué está ocurriendo a su alrededor, y qué se espera de ellos en algunas situaciones.

Las historias sociales son historias que enseñan a los niños qué ocurre en algunas situaciones, y les explican qué deben hacer en esas situaciones. Muchas historias sociales van acompañadas de dibujos ilustrativos. Use historias sociales, dibujos u otros elementos visuales para ayudar a su hijo a conocer los pasos a seguir para:

  • Lavarse las manos y otras formas de mantenerse sano y seguro
  • Practicar el distanciamiento social
  • Aprender a distancia
  • Desarrollar nuevas rutinas en casa

Usted sabe cómo su hijo aprende mejor; por lo tanto, use métodos de aprendizaje que le hayan funcionado antes.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a adaptarse?

Las rutinas son reconfortantes para los niños con autismo, de modo que haga lo mejor que pueda para mantener la mayor cantidad de rutinas posible. Sea consistente con los horarios regulares para despertarse y acostarse, las comidas y las meriendas, el tiempo con un equipo electrónico de pantalla y las tareas domésticas. Introduzca en el horario de su hijo nuevas rutinas, incorporando las tareas escolares, los momentos de descanso y el ejercicio físico.

Siempre que sea posible, ayude a su hijo a tener algo de control permitiéndole elegir algunas opciones. Por ejemplo, le puede permitir elegir qué es lo que quiere comer. Cuando haga las tareas escolares, puede permitir que su hijo escoja qué quiere hacer antes y qué después.

Los esquemas visuales y los listados de tareas pueden ayudar a su hijo a saber qué esperar, mientras que los temporizadores y los recordatorios cada 2 minutos le pueden ayudar a pasar de una actividad a la otra.

Disponer de una rutina bien establecida y de expectativas claras pueden ayudarle a su hijo a reducir la ansiedad que puede experimentar cuando las cosas cambian.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a mantener la calma?

niños con autismo que se sienten frustrados, preocupados o asustados pueden tener más comportamientos repetitivos (como el aleteo de manos o el balanceo), más rabietas y más comportamientos desafiantes.

Encuentre formas de ayudar a su hijo a expresar sus sentimientos. Para ayudar a su hijo a trabajar sobre sus emociones más intensas, pruebe a:

  • Hablar juntos
  • Hacer manualidades
  • Representar o teatralizar sus miedos
  • Para los niños que sean "no verbales", usar dispositivos de comunicación aumentada (u otra alternativa)

Pruebe también a hacer actividades relajantes, como la respiración profunda, la música o ver los vídeos preferidos de su hijo a lo largo del día. El ejercicio físico puede ayudar a mitigar la ansiedad.

Limite el tiempo que los niños pasan en las redes sociales o mirando noticias que les podrían provocar miedo. Si los niños escuchan o leen algo que los afecta de manera negativa, hable sobre el tema para ayudar a calmar los temores que tengan.

Mientras cuida de su hijo, asegúrese también de hacer descansos para desconectar y recargar baterías.

¿Qué más debo saber?

El profesional de la salud que atiende a su hijo, su profesor o su psicólogo le pueden dar más consejos para ayudar a su hijo durante esta etapa.

Hable con el profesional de la salud que atiende a su hijo si percibe cambios en sus patrones de sueño y de alimentación, o si su hijo parece estar más preocupado o más alterado de lo normal. Podrían ser signos de ansiedad o de depresión.

Para las vistas médicas no urgentes, un profesional de la salud puede atender a su hijo a través de visitas de telesalud; por lo tanto, no tendrán que salir de casa.

Para disponer de más información sobre cómo ayudar a su hijo, visite el sitio web Autism Speaks (solo disponible en inglés).


Revisado por: Jennifer Shroff Pendley, PhD
Fecha revisada: April 2020

Nota: Toda la información es sólo para fines educativos. Para consejos médicos específicos, diagnósticos y tratamiento, consulte a su médico. © 1995-2020 KidsHealth® All rights reserved. Images provided by Cook Children's, The Nemours Foundation, iStock, Getty Images, Veer, Shutterstock, and Clipart.com.

Kids Health Educational Partner